Carrito  

No hay productos

Envío 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Pagar

Materias

Colecciones

Newsletter

fuentes RSS

No hay RSS feed
Reciba ayuda sobre este sitio web, o haga sus pedidos o consultas.

Las órdenes militares castellanas en el siglo XVIII. Caballeros, pretendientes y mediadores

6,00 € IVA incluído

Añadir a la cesta

978-84-16027-78-1

Autor: Domingo M. Giménez Carrillo

Año de publicación: 2015

Más detalles

Añadir a mi lista de regalos

10 otros productos de la misma categoría:

Coleccion: Tesis Doctorales (Edición electrónica) Num. en coleccion: 340

Idioma: español

Descripcion fisica: CD-ROM Num. pags: 537

Alto 18,5 cm; Ancho 13,5 cm;  Grueso 0,8 cm; Peso: 80 gr.

Resumen:

Esta investigación pretende contribuir a paliar, en la medida de lo posible, el desconocimiento existente acerca de los caballeros de hábito de las tres Órdenes castellanas durante el siglo XVIII. Por esta razón nos centramos en el estudio de aquellos individuos que lograron ostentar un hábito de alguna éstas Órdenes -Santiago, Calatrava o Alcántara- durante la primera mitad del reinado de Felipe V, 1701-1724. El desarrollo de nuestra investigación parte de una hipótesis principal para conocer a los que fueron caballeros de las Órdenes Militares castellanas: tan relevante resulta el estudio de quienes finalmente fueron ennoblecidos con el hábito como los mecanismos burocráticos de concesión de semejantes mercedes por parte del monarca y los diferentes interventores en la tramitación. Dicho planteamiento obliga a abordar la investigación desde una doble perspectiva: por un lado, la del análisis de los que lograron las mercedes de hábito y los méritos que esgrimieron, lo cual significa tanto como abordar el estudio de la política de concesiones durante el período cronológico seleccionado así como sus beneficiarios finales; por otro lado, explicar de manera precisa el proceso administrativo que conducía finalmente a la profesión como caballero. A tal efecto, analizaremos por separado cada una de las fases de dicho proceso que, hasta ahora, la historiografía no ha deslindado, e incluso, podemos afirmar que con demasiada frecuencia ha confundido. A tenor de lo expresado, los principales objetivos que nos planteamos en esta tesis doctoral giran en torno a dos cuestiones centrales. Por un lado, pretendemos desentrañar de una manera amplia y precisa el complejo procedimiento burocrático que permitía a un individuo ingresar en una Orden castellana. Por otro, investigaremos en profundidad a los nuevos caballeros de dichas corporaciones durante la primera mitad del reinado de Felipe V. Por esta razón, para dar cabida al análisis de las temáticas referidas, se estructura en torno a dos bloques claramente diferenciados. Así, en la primera parte de esta tesis analizamos todas y cada una de las distintas fases del procedimiento administrativo, desde el momento más inicial, la pretensión, hasta la consecución del hábito y, en caso de obtenerse, la profesión de votos. Adquiere tanta relevancia porque de entre todas las distinciones que la monarquía concedía, los honores de las Órdenes Militares castellanas fueron los de mayor complejidad en lo que a su tramitación se refiere. A pesar de que nuestra principal intención es centrarnos en los años que van de 1701 a 1724, hemos ampliado nuestro marco cronológico, siendo el mayor grueso documental estudiado el perteneciente al periodo transcurrido, grosso modo, entre 1670 y 1746, y añadiendo además, para obtener una mayor perspectiva de análisis, datos relativos a los reinados de Felipe III y Felipe IV. Una vez analizado el complejo procedimiento administrativo hasta ingresar en la nómina de alguna Orden castellana, en la segunda parte se aborda el estudio de estas distinciones en el periodo concreto que transcurre entre 1701 y 1724. A su vez, este bloque lo estructuramos en cuatro apartados. Los dos primeros giran en torno a las mercedes de hábito, mientras que en el tercero los protagonistas serán quienes lograron cruzarse con la venera de alguna Orden castellana. De esta manera, haciendo un seguimiento a quiénes fueron los agraciados por la monarquía con mercedes de hábito, y quiénes fueron los que posteriormente lucieron las veneras de las Órdenes Militares castellanas, podremos saber si quienes desempeñaron los servicios a la monarquía que habían sido remunerados con mercedes de hábito fueron, o no, los que posteriormente ostentaron los hábitos. También analizaremos al grupo de individuos que tomaron parte en las diligencias de los hábitos, a los que denominamos "los actores de la tramitación", para cuyo tratamiento seleccionamos a los miembros del Consejo, los informantes y los testigos que participaron en las pruebas de idoneidad, incluyendo también a una serie de intermediarios. Por último cabe señalar que con esta investigación no buscamos solamente presentar un estudio que aporte luz a lo que sólo son sombras -a causa de la inexistencia más absoluta de trabajos dedicados a las Órdenes Militares castellanas durante el reinado de Felipe V-, sino que pretendemos cuestionar y verificar algunos planteamientos que la historiografía más tradicional ha mantenido sobre estas corporaciones nobiliarias a lo largo de la Edad Moderna. Además, ponemos en valor la trascendencia de conocer en profundidad las distintas partes de la tramitación, ya que con excesiva frecuencia el historiador ha errado en sus conclusiones al confundir, entre otros aspectos, cuestiones como la concesión de la merced con el del ingreso en la nómina de alguna Orden castellana.

No hay comentarios de clientes

Sólo usuarios registrados pueden enviar comentarios