Panier  

Aucun produit

Expédition 0,00 €
Total 0,00 €

Panier Commander

Catégories

Fournisseurs

Newsletter

fuentes RSS

Aucun flux RSS ajouté
Reciba ayuda sobre este sitio web, o haga sus pedidos o consultas.

Asistencia sanitaria, género y cuestión social en Almería (1857-1930)

6,00 € TTC

Ajouter au panier

978-84-8240-824-8

Autor: González Canalejo, Carmen

Año Public.: 2007

Encuadernación:CD-ROM

Vendido y gestionado por Diego Marín, S.L.

Plus de détails

Ajouter à ma liste

Materia: MEDICINA: CUESTIONES GENERALES

Coleccion: Tesis Doctorales (Edición Electrónica) Num. en coleccion: 221

Idioma: Español

Idioma orig: Español

Alto 12,0 cm Ancho 14,0 cm Grueso 0,8 cm

Peso: 80

Resumen: La tesis titulada “Asistencia sanitaria, género y cuestión social en Almería (1857- 1930)”, es el resultado de un análisis histórico basado en el origen de la asistencia pública contemporánea y el desarrollo de los grupos constituidos como “nuevas profesiones sanitarias”. Al preguntarse quiénes son los protagonistas de la asistencia sanitaria en la segunda mitad del siglo XIX y primer tercio del XX, se puede constatar que los agentes de “menor jerarquía” raramente han sido visualizados en conexión con las estructuras de poder, ya sea aislada o colectivamente. Dichos grupos constituidos al institucionalizarse las enseñanzas de matronas, enfermeras y practicantes en España, han sido de nuestro interés por el importante papel desarrollado durante el proceso laicizador de la asistencia. Por otra parte, desde la perspectiva de género se echa en falta una visión del origen, mentalidad y contribución social de las primeras mujeres contemporáneas que ejercieron estas profesiones. El arco cronológico de esta investigación es amplio, abarca desde 1857 hasta 1931. Recorre desde la fecha en que se reformaron las enseñanzas de estos títulos, coincidiendo con el origen secularizador de la asistencia, hasta los albores de la Segunda República. Fecha esta última en la que se consolidaron los citados grupos y se asentaron las competencias legales en las que desarrollaron su práctica. El abordaje del análisis se ha realizado articulando el marco de la historia social y la historia de las mujeres. La perspectiva de género y el indicador de “la cuestión social” son dos variables analizadas de forma transversal a lo largo de la investigación. Más allá de referenciar los acontecimientos políticos, el objetivo ha sido rescatar del olvido a los denominados por los coetáneos “agentes de menor jerarquía”. Dichos grupos lógicamente no estaban aislados, pues existía un estrecho vínculo entre los sujetos asistentes y los asistidos, razón por la que se ha abordado la problemática social que se destapa en el desarrollo de la asistencia. La vinculación con el sistema institucional no es solo un instrumento de la vida de cada “sujeto social”. Significa también un rasgo de la mentalidad, de los mecanismos de poder, de las relaciones de género, de cooperación y de contribución a la solución del problema de salud pública de la sociedad de entonces. Dos indicadores importantes explican la lucha iniciada por estos grupos. De un lado, su entronque con el debate regeneracionista sanitario sobre la salud de la ciudadanía de los años de cambio de siglo. De otro lado, su lucha en el ámbito de relaciones respecto a los poderes públicos, las relaciones de género y la clase sanitaria dominante. El contenido se ha organizado en dos partes con un total de nueve capítulos. En la primera parte, Bases institucionales e infraestructura benéfico-asistencial en Almería, cabe resaltar el análisis del cuerpo legislativo en el que se asentó la asistencia contemporánea y el funcionamiento de las “nuevas profesiones”. Los procesos de construcción, mejora y ampliación de la asistencia sanitaria estuvieron directamente relacionados con el impulso liberal en el que la higiene y las reformas de estas profesiones realizadas a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y primeros años del XX se configuraron como una plataforma de soluciones, suavizadoras del grave problema de salud pública que planteaba la pobreza social. El microanálisis de este desarrollo asistencial en la provincia de Almería y el estudio comparativo de un ámbito más amplio, han pretendido conectar la historia local con el proceso general a través de frecuentes referencias en otros países europeos. En la segunda parte, Trabajo femenino y discursos de género. Contribución de las profesiones medias sanitarias a la asistencia pública, hemos intentado dar respuesta a las claves históricas de cómo se desarrolló el modelo educativo contemporáneo de los correspondientes títulos y cómo fue la incorporación laboral en el escenario sanitario de las mujeres y hombres que optaron por estos títulos. Se ha valorado el peso de la sexualización de los roles que marcó desde aquella época el devenir histórico en el campo de la salud, el discurso androcéntrico que frenó el proceso organizativo de los grupos femeninos, la reivindicación de reformas asistenciales, de las protestas llevadas a cabo, de los aspectos en los que se basaron las desigualdades de género, etc. En el balance sintetizado del tema que tratamos cabe situar cuatro elementos que han sido analizados de forma transversal: el valor social del trabajo realizado por los hombres y mujeres pertenecientes a este sector sanitario, el valor de la Institución pública con la que mantuvieron vínculos laborales, el valor del poder corporativo en sus relaciones organizativas y políticas y, el valor de la Iglesia en el proceso de la asistencia y desenvolvimiento del ejercicio profesional. Algunas de las conclusiones que explican estos planteamientos constatan la necesidad del Estado liberal de institucionalizar y de reformar a estas antiguas profesiones, debido, en parte, a los cuidados de salud que demandaba un sector de pobreza omnipresente. La incorporación de practicantes, matronas y enfermeras convirtió el escenario sanitario en un espacio de sociabilidad donde estuvieron presentes los discursos de género, la convivencia con los asistidos y una amplia gama de actividades en las que se desenvolvía la práctica de cada una de estas profesiones que impulsó una asistencia más amplia y de mejor calidad que la proporcionada hasta entonces. Pero también marcó un proceso de identidad y cultura propia de cada grupo cuyos miembros aspiraban a unos legítimos deseos de progreso y de igualdad social, una vez que tuvieron conciencia ser de lo que la historiografía ha denominado “sujeto social”.

Aucun commentaire n'a été publié pour le moment.

Seuls les utilisateurs enregistrés peuvent poster des commentaires.